Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
8 mai 2010 6 08 /05 /mai /2010 15:30

   

El PUNTO DE VISTA DE 

MARIA JOAO SANDE LEMOS,

MIEMBRO DEL TALLER ÁFRICA.

 

05 Maria Joao Sande LemosNacida en Mozambique, Maria Joao Sande Lemos regresó a Portugal a los 18 años, en 1960. Su padre era funcionario del Gobierno portugués.

Fundadora del Partido Demócrata Social Portugués donde milité con entusiasmo de 1974 a 1999, comprometida don la promoción de la Condición Femenina en Portugal, miembro de la Delegación Gubernamental Portuguesa en la Conferencia de las Naciones Unidas para la década de la Mujer en Copenhague en junio de 1980 y, asimismo en la IV Conferencia de Naciones Unidas sobre las mujeres en Pekín en septiembre de 1995, miembro de Amnesty International - Sección Portuguesa, miembro fundador de la Asociación "Tratado de Simulambuco - Casa del Cabinda".

En septiembre de 1992, es observadora internacional en las elecciones de la Republica Popular de Angola.

En junio de 1994, es invitada como observadora internacional en las elecciones de Guinea-Bissau.

En octubre de 1994, es invitada a Mozambique.

Participa en el Forum Portugués por la Paz y la Democracia en Angola.

Realiza numerosos viajes a Angola (Luanda y provincia): invitada a los Congreso de los partidos de la 'oposición angoleña.

 

-----------------------------------

 

Uno de los mayores retos, para las sociedades africanas en busca de la democracia como sistema de gobierno participativo y representativo es la formación y consolidación del espacio de la sociedad civil. En este espacio, la ciudadanía, organizada e independiente del estado, establece instituciones y les permite a los individuos el poder mediar en las relaciones y conflictos entre la sociedad, el electorado y el gobierno como grupo electo para representar el estado. Además, en la autonomía de dicho espacio es donde el ciudadano puede y tiene poder de vigilar las acciones del gobierno y de ejercer presión sobre éste para que le rinda cuentas. 

El concepto de sociedad civil exige ante todo una rápida observación. Un académico africano de gran renombre, Achille Mbembe, avala la utilización del término. Para él, la sociedad civil no debe confundirse con la mera existencia de asociaciones autónomas, fuera del control estatal, ni con la sociedad en general. Mbembe argumenta que la sociedad civil emerge y actúa en un marcho donde las instituciones públicas son autónomas y dotadas de capacidad y autoridad para hacer que se apliquen los « checks and balances » en el sistema de gobierno. En este marco, la sociedad civil puede ejercer de forma efectiva su papel de intermediario entre el estado y la sociedad.

 

¿Cómo contribuir, pues, a este deseo en las democracias emergentes de África donde el autoritarismo de los liderazgos políticos, en el caso de Angola, Zimbabwe, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Gabón, etc., mantiene la atrofia de las instituciones públicas y desmoraliza la capacidad del ciudadano para reivindicar eficazmente los cambios? ¿Cómo caracterizar la sociedad civil de esos países, cuando las oposiciones políticas son amordazadas, violentadas, corrompidas o cooptadas hasta el punto de volverlas insignificantes o de conseguir que lleguen a formar parte del sistema y del problema?

 

La historia nos da una lección importante. El proceso de independencia en África se debió en parte al advenimiento de liderazgos políticos nacionalistas que galvanizaron a sus pueblos y el continente en torno al ideal de la autodeterminación. Cabral, Nkrumah, Kenyatta, Nyerere y Senghor son unos pocos nombres entre los principales que dieron cuerpo al rescate de la conciencia africana, afirmando de forma elocuente su lugar en la historia universal. Durante este período, movimientos de solidaridad procedentes de diferentes zonas del mundo se organizaron para apoyar la autodeterminación de los africanos.

 

El proceso de democratización no deja de conllevar su lote de ironías. Una gran parte de los líderes africanos eligió abandonar los principales compromisos del nacionalismo que consistían en una lucha contra la ignorancia, la pobreza y las enfermedades, en beneficio de la arbitrariedad del poder y del culto a la personalidad. A cambio de los recursos, occidente garantiza ahora la seguridad de estos regimenes, como ocurre en el Zaire de Mobutu, el Gabón de Bongo, etc. El período de democratización se convirtió en el período de la imposición, a partir de occidente, de programas de ajuste estructural que llevaron a la agravación de varias economías africanas y a la consolidación de las políticas de restricciones. Uno de los sectores en que esta política es llamativa es el del apoyo a la sociedad civil. En la mayoría de casos, se trata de donantes internacionales que determinan las agendas de los grupos sociales en los países a los que brindan sus fondos.

 

En principio la solidaridad dio paso, de forma institucional, a la organización de lo que llaman hoy día la industria humanitaria. Las organizaciones nacionales, por razones financieras, dependen bien del exterior, bien de los propios gobiernos que buscan vigilar, por falta de otros mecanismos de creación de ingresos.

 

Por tanto, es fundamental restablecer el principio de solidaridad, de apoyo a los liderazgos cívicos proactivos que se manifiestan de forma clara y organizada mediante la autonomía de las instituciones públicas como condición previa para el desarrollo de los sectores intermediarios de la sociedad. La autonomía de dichos liderazgos, en cuanto a sus agendas externas, ha de ser garantizada sin ambigüedades, respetando su derecho a solicitar, por iniciativa propia, la solidaridad cívica y la asistencia material en función de sus propias ideas, prioridades y formas urbanas de organización y acción cívica

 

Maria Joao Sande Lemos

 

 

DE LA DEMOCRACIA EN ÁFRICA, declaraciones de Achille Mbembe en el “Courrier International”

 

Extracto:

 

¿Las grandes potencias están haciendo todo lo posible par impedir la democratización de África?

Francia sí. Su papel es realmente perjudicial y es de desear que, a falta de reformar radicalmente su política africana, se desentienda verdaderamente del continente.

Los demás (los Estados Unidos, en especial) tal vez no se opongan de manera activa -les basta ampliamente con su cinismo e hipocresía- aunque numerosas instituciones privadas americanas aportan una ayuda multiforme a la consolidación de las sociedades civiles africanas. Es, por ejemplo, el caso de las numerosas fundaciones americanas.

Dicho esto, si los africanos quieren la democracia, les toca a ellos pagar el precio por ella. Nadie lo pagará en su lugar. Tampoco la van a conseguir à crédito. No obstante, necesitarán apoyarse en nuevas redes de solidaridad internacional, una gran coalición moral al margen de los estados, no una coalición de los repartidores de limosnas sino la de todos los que creen que sin su parte africana, nuestro mundo se empobrecerá muchísimo más, en espíritu y humanidad.   

 

Achille Mbembe entrevistado por Pierre Cherruau. Courrier International del 27 de junio de 2008

 

____________________________________

1. Achille Mbembe nació en Camerún en 1957.  Antiguo miembro de la JEC. Reconocido como uno de los mayores pensadores actuales del post colonialismo, trabajó en numerosas universidades e instituciones americanas como la universidad Columbia de New York, la Brookings Institution de Washington, la universidad de Pensilvania, la universidad de California, Berkeley, la universidad Yale y asimismo en el Conseejo para el desarrollo de la investigación en ciencias sociales en África (Codesria) en Dakar, Senegal. Ahora es miembro del equipo del Wits Institute for Social & Economic Research (WISER) de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo en Sudáfrica. Sus principales centros de interés son la historia de África, la política africana y las ciencias sociales.

 

 

 


 

 

Partager cet article

Repost 0
Published by soutien-ste-civile.over-blog.com
commenter cet article

commentaires

Présentation

  • : Le blog de soutien-ste-civile.over-blog.com
  • Le blog de soutien-ste-civile.over-blog.com
  • : Soutien aux sociétés civiles émergentes en Afrique : des exemples de sociétés civiles émergentes, et des exemples de soutiens possibles.
  • Contact

Texte Libre

Octobre 2009,


Les associations de la Coalition Publiez Ce Que Vous Payez – France, se retrouvent à Paris, au Secours Catholique, rue du Bac, avec Marou Amadou et Ali Idrissa, tous deux membres de la coalition PCQVP – Niger.

Marou a été arrêté et incarcéré le 10 août pour les positions qu'il avait prises en tant que Président du Fusad sur le coup d'état constitutionnel. Il a été mis en liberté provisoire après cinq semaines d'incarcération et vient quelques jours en France et en Belgique. C'est l'opportunité pour nous de rencontrer ces deux militants.


Je suis allé à cette rencontre avec camescope et appareil photo. Mais en les entendant et en comprenant ce qui se passe au Niger, je me dis : « Vaut mieux ne pas sortir mes appareils. Mettre Marou et Ali sur internet, c’est les exposer un peu plus ».

Je leur pose tout de même la question :

- « Il vaut mieux éviter les photos et les interviews sur internet ? ».

Mais, surprise :

« Non, au contraire. Vous pouvez filmer, faire connaitre notre combat. Nous voulons vivre. Nous n’avons pas peur. Nous voulons une meilleure répartition des richesses, nous voulons un peu plus de démocratie. Pourquoi avoir peur ? Nous ne pouvons pas vivre dans la peur. Soutenez nous. »


Gérard Warenghem

Recherche

Texte Libre

Inscrivez-vous à la newsletter !

Vous inscrivez votre adresse électronique dans la case prévue à cet effet, ci dessous. Et vous recevez un mail à chaque nouvelle parution.

Catégories